¿Qué es ReEducArte?

Es el deseo y la necesidad de un grupo de familias que continuamos aprendiendo a educar a nuestros hijos.

Durante muchos años, y por desesperación, intentamos de miles de formas, curar a nuestros hijos.
Seguimos una lista interminable de métodos, terapias, medicamentos, que nos hicieron olvidar la función primaria de un padre, que es la de EDUCAR.

La desesperación y el dolor de la discapacidad en un hijo nos hace tomar caminos equivocados, muchas veces los ponemos en un lugar de objetos a estudiar, abordándolos desde una forma clínica asistencial, marcando constantemente esa enfermedad que no existe, ya que es una estructura que no se puede cambiar.
Lo único que logramos, de esta manera, es aumentar esa discapacidad, siempre con la mejor de las intenciones, tratando de que tengan los mismos derechos de los demás niños. Y una y otra vez, nos olvidamos, por nuestro dolor, de tratarlos como sujetos, como personas, y vamos anulando poco a poco lo más importante que ellos tienen: su singularidad.
ReEducArte pretende reeducarnos a nosotros mismos, los que acompañamos en este proceso de adaptación social, sin cambiar nada, solo potenciar y aumentar lo existente en ellos. Respetándolos tal como son, dándoles el tiempo, el lugar, y ayudándolos a encontrarse con ellos mismos. Y lo más importante de todo, tomarnos el tiempo para conocerlos. Si uno no conoce no puede apoyar y sostener. Necesitamos entender que la reeducación nos ayuda a poder convivir con nuestros hijos, sin buscar esa pastilla milagrosa que cambie su situación, adentrándonos a conocer quiénes son nuestros hijos, y quienes somos nosotros.

Un método Educativo Terapéutico diferente

Utilizamos la Educación Arte Terapéutica como disciplina y modalidad de trabajo.

Ésta modalidad intenta intervenir de una forma integral y evolutiva, respetando y revalorizando la singularidad y las capacidades existentes en las personas con discapacidad. La parte sana del mismo es la que se pretende estimular y aumentar, tomando al diagnóstico como una característica más de la persona.

El diagnóstico nos indicara cómo se estructuro dicha persona a través de la falta o la disfunción de uno o más de sus sentidos.

Otra característica observable es el síntoma que nos comunicara la forma en que la persona capta el entorno y de cómo ésta falta o disfunción sensorial afectó las conductas y proceder ante las variables del entorno. Al ser ésta una disciplina Educativa, la misma respetará los procesos de aprendizaje natural de todo ser humano común para la incorporación de conocimiento, normas, conductas, y procederes en el ámbito familiar, educativo y ambiental.

Cada intervención se realizará abarcando las tres áreas constitutivas de la persona.

Reeducamos en el HACER, SENTIR Y ENTENDER.

© 2019 sitio hecho con       por Fundación ReEducArte